Nueva Zelanda prohíbe las terapias de conversión sexual

Las autoridades neozelandesas explicaron que la ley tipifica como delito el realizar la denominada terapia de conversión a cualquier persona menor de 18 años.

El gobierno de Nueva Zelanda anunció que avaló la prohibición de las prácticas de conversión sexual. Las autoridades neozelandesas explicaron que la legislación aprobada tipifica como delito la realización de prácticas de conversión a cualquier persona menor de 18 años, o con capacidad de decisión disminuida. Asimismo, detallaron que el incurrir en este delito significa una pena de hasta 3 años de prisión. 

De acuerdo con información de The Guardian, la nueva legislación neozelandesa  que prohibe la terapia de conversión sexual explica que está práctica se refiere a los intentos por "curar" a las personas de su sexualidad, expresión de género o identidad LGBTTTI. Además, afirmaron que estas prácticas son mayormente realizadas por personas que pertenecen a grupos religiosos. 

Por otro lado, se explicó que Nueva Zelanda cuenta con la tasa de suicidio juvenil más alta de los países que conforman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), siendo está tasa aún más alta entre los jóvenes de la comunidad LGBTTTI.