Abuchean a Marko Cortés y 'Alito' Moreno a las afueras del SCJN, los llaman corruptos y amigos de García Luna

El liderazgo panista llegó a la Suprema Corte para presentar una denuncia en contra del llamado "Plan B" de la reforma electoral.

Foto: PAN

Los dirigentes nacionales del Partido Acción Nacional (PAN) y del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Marko Cortés y Alejandro "Alito" Moreno, respectivamente, fueron abucheados por un grupo de ciudadanos después de que ambos presentaran un recurso de inconstitucionalidad contra el "Plan B" de la reforma electoral ante la Suprema Corte de Justicia (SCJN).

Los ciudadanos lanzaron una serie de comentarios e insultos en contra del liderazgo de la alianza opositoria "Va por México", haciendo énfasis en que los consideraban ser un grupo de políticos corruptos y que, además, son amigos de Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública durante el sexenio de Felipe Calderón, que enfrenta un juicio por supuestos nexos con el Cártel de Sinaloa en una corte de Nueva York, en lo Estados Unidos

"Esos son, esos son los que se chingan la nación (...) Rateros, vividores, amigos de García Luna, hay que mandarlos a los Estados Unidos a todo ese grupo que está ahí (...) ¡fuera, fuera, bola de corruptos!", gritaron los ciudadanos que acudieron a increpar al liderazgo panista a las afueras de la Suprema Corte.

 Político MX te recomienda: Morena va por aplanadora para pasar ‘plan B’ de AMLO en Senado

Entre los panistas que se encontraban en las inmediaciones de la SCJN, estuvieron presentes Santiago Creel, presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados; Lía Limón, alcaldesa de Álvaro Obregón; Mauricio Tabe, alcalde de Miguel Hidalgo; Kenia López Rabadán, legisladora en el Senado de la República; Mariana Gómez del Campo, diputada federal; entre otros más. 

Más tarde se presentarón los priistas. Alito Moreno iba acompañado de varios liderazgos del partido tricolor, incluyendo a Rubén Moreira, coordinador de la bancada del PRI en San Lázaro

A raíz de las acciones de los ciudadanos, Cortés y Moreno se vieron forzados a suspender las conferencias de prensa que tenían previsto ofrecer para los medios de comunicación. Sin embargo, cada uno se tomó el tiempo para dar información a través de sus redes sociales. 

Por su parte, Alito Moreno indicó que la democracia de México no le pertenece a un partido o a un gobierno, sino, más bien, afirmó que le pertence a la ciudadanía. De esta forma, destacó que su partido "dará la batalla" y "no permitirán que se vulneren las instituciones democráticas de México".

Mientras tantos, Cortés aseguró que la reforma electoral aprobada por Morena es una reforma que atenta en contra de la democracia y de las instituciones del país.

Por esta razón, Marko Cortés exigió que la Magna Carta de México sea respetada, así como también pidió que el presidente Andrés Manuel López Obrador no quiera imponer sus reglas a modo.